(503) 2264 2434 (503) 2263 7298 info@cirugiadeojos.net

Servicios Quirúrgicos

Corrección de Miopía, Hipermetropía y Astigmatismo:

Los vicios de refracción son tan comunes y frecuentes que han dejado de considerarse una enfermedad y más bien se comprenden como imperfecciones de nuestro sistema visual. Nuestro sistema óptico está compuesto por tres lentes naturales principales. 1. Film lagrimal 2. Cornea 3. Cristalino y una membrana transductora: “La Retina”; Esta se encarga de recibir todos los estímulos visuales y los lleva hacia la corteza cerebral encargada de la visión por medio del nervio óptico. Para que haya una visión adecuada tiene que existir una perfecta armonía y funcionamiento entre los lentes Naturales, Retina, Nervio Óptico Y Corteza Cerebral.

En la miopía el problema principal se atribuye al largo del ojo (longitud axial mayor), o exceso de convergencia del cristalino, lo que hace que las imágenes sean enfocadas en un punto previo a la retina, provocando mala visión de lejos y buena visión de cerca (esto último dependiendo del grado de miopía) sin el uso de anteojos. Los pacientes miopes tienen una especial predisposición a padecer enfermedades de la retina (degeneraciones, desgarros, desprendimiento de retina) por lo cual tienen que estar en un estricto control con su oftalmólogo por lo menos una vez al año.
En la hipermetropía el problema principal se atribuye también al largo del ojo (longitud axial menor) o déficit de convergencia del cristalino lo que hace que las imágenes sean enfocados en un punto posterior a la retina dando mala visión de lejos y de cerca, provocando síntomas de exceso de acomodación (astenopia), este es uno de los principales vicios de refracción encontrados en niños.

En el astigmatismo el problema principal se encuentra en la córnea ya que está al presentar imperfecciones o irregularidades en su estructura provoca la formación de más de una imagen causando mala visión de lejos. Algunas enfermedades relacionadas a la córnea son el queratocono, degeneración marginal pelúcida, etc.

Para la corrección de los vicios de refracción existen dos grandes técnicas quirúrgicas: las que se realizan sobre la córnea (lente externo) y las que se realizan sobre el cristalino (lente interno). Las correcciones realizadas sobre la córnea son efectuadas mediante la utilización de excímer láser y entre las técnicas utilizadas se tienen: Lasik, epi-Lasec, PRK, etc. La aplicación de cada técnica va a depender de las características propias de cada paciente.

Actualmente contamos con la mejor tecnología para la corrección de los vicios de refracción, para ello utilizamos el EXCÍMER LÁSER VISX S4 IR WAVESCAN de Abbott, considerado el estándar mundial para el tratamiento debido a sus altos niveles de perfección, seguridad y reproductibilidad, lo que permite visiones con alto grado de perfección, comodidad y rápida recuperación. Nuestro equipo incluso es el utilizado por la NASA y USA Air Force para operar a sus pilotos.

Cabe mencionar que no todos los vicios de refracción se pueden corregir con esta tecnología ya sea porque las graduaciones sean muy altas o la córnea este muy delgada por lo cual se utilizan otras alternativas como la colocación de Lentes intraoculares Fáquicos o la cirugía Faco-refractiva (corrección sobre el cristalino).

Cirugía de pterigión:

El pterigión es el crecimiento anormal de la conjuntiva sobre la córnea, el cual en muchas ocasiones es progresivo llegando a comprometer la transparencia corneal con alto riesgo de causar disminución visual permanente si no se realiza su excisión quirúrgica a tiempo. Entre los factores que aumentan el riesgo de crecimiento se encuentran: exposición frecuente al sol, climas cálidos, ojo seco, cicatrización conjuntival anómala, etc…

Tradicionalmente las técnicas quirúrgicas para su corrección implican tiempos de recuperación prolongados, pero dicho aspecto ha ido mejorando convirtiendo la técnica quirúrgica en una de mínimo trauma. Todo esto ayuda a disminuir sustancialmente el tiempo de recuperación  y  provoca molestias mínimas permitiendo resultados estéticos altamente satisfactorios con ínfimas tasas de recurrencia.

Cirugia-facorefractiva

Cirugía Facorefractiva y Colocación de lentes faquicos:

El cristalino es el lente intraocular natural que poseemos. Sus funciones están relacionadas tanto para la visión de lejos como para la visión de cerca, siendo las técnicas quirúrgicas que lo sustituyen una alternativa para la corrección de altos niveles de graduación.

En la cirugía Facorefractiva: Lo que se hace es sustituir el cristalino y en su lugar se coloca un lente intraocular de alta tecnología (PREMIUM). Dichos lentes están diseñados para corregir problemas esféricos (miopías o hipermetropías), problemas esféricos acompañados de astigmatismo o también cuando se presentan algunos grados de presbicia.

La elección del lente intraocular ideal depende de las condiciones de vida, características refractivas y tipo de actividad de cada paciente por lo cual se realizan una serie de estudios y evaluaciones topográficas, biométricas y refractivas para poder encontrar el lente ideal y diseñarlo personalizado. Este tipo de cirugía se recomienda en personas mayores de 40 años de edad o que ya presenten algún grado de opacidad en el cristalino (cataratas).

En pacientes jóvenes con altos niveles de graduación se recomienda la colocación de lentes intraoculares faquícos, estos tienen la ventaja de no extraer el cristalino si no que se colocan por delante de el mediante una incisión menor a 2 mm. Incluso si existen cambios de graduaciones en el paciente existe la posibilidad de colocar un nuevo lente.

 

Trasplante de Córnea

La córnea es el lente externo transparente en la parte frontal del ojo. Un trasplante de córnea es la cirugía para reemplazar la córnea con el tejido de un donante y es uno de los trasplantes más comunes que se realizan en los pacientes.

Cirugía de Catarata

Las cataratas son de las patologías más frecuentes que afectan la salud visual, e incluso su corrección es una de las cirugías oculares más ampliamente realizadas alrededor del mundo, por esa razón las técnicas quirúrgicas han ido evolucionando a pasos agigantados tanto en lo referente al equipo quirúrgico utilizado como a los materiales (lentes intraoculares).

Pero ¿Qué es la catarata? La catarata es la opacidad del lente interno que todos poseemos, su principal síntomas es visión borrosa, la cual es progresiva a medida que la catarata aumenta su densidad, llegando a producir incapacidad visual total si no se realiza su extracción. Las causas son muy diversas estando especialmente predispuestas las personas que padecen de diabetes, mayores de 60 años de edad, personas que han sufrido eventos inflamatorios intraoculares (uveítis) o traumas. Como anteriormente dijimos las técnicas quirúrgicas han tenido una gran evolución siendo la facoemulsificación la mejor de ellas, dado que permite mínimo trauma ocular, rápida recuperación y altos niveles de perfección visual. Parte importante del procedimiento es un correcto cálculo del lente intraocular, para lo cual contamos con un biometro de última generación lo que permite altos niveles de precisión, asimismo utilizamos un aparato de facoemulsificación moderno, de la más alta tecnología el cual permanentemente está siendo actualizado.

Otra alternativa quirúrgica es la técnica extra capsular (convencional) en la cual se realiza una incisión de 8 a 10 mm en la esclerótica, se extrae el cristalino y se coloca el lente intraocular, esta técnica tiene más de 30 años de ser utilizada. La desventaja de esta es el mayor tiempo de recuperación, la generación de astigmatismo secundario y el mayor trauma ocular siendo este último aspecto por el cual dicho procedimiento no se recomienda en pacientes diabéticos, dado que se ha comprobado una tendencia mayor a complicar una retinopatía diabética precedente. Actualmente dicha técnica ha pasado a un segundo plano reservándose únicamente a casos en los cuales este contraindicada la facoemulsificación.